La farmacia como marca personal.

Vivimos en un presente cada vez más influenciado por las últimas tecnologías y la necesaria presencia digital para mejorar e innovar. En este sentido, la renovación llega al ámbito de la farmacia a través de diversas tendencias de marketing digital y trabajar la farmacia como marca personal.Nuestro sector, sanitario y farmacéutico, también precisa del entorno online. No sólo con el objetivo de aumentar las ventas a través del e-commerce, incrementando así la facturación. También para  ofrecer servicios de forma más atractiva. Llegar a más público, promocionándose más y mejor e, incluso, optimizar la gestión del negocio.

Sin olvidar la particularidad de promocionar y comercializar solo los medicamentos que se puedan adquirir sin receta médica.

Las limitaciones en este sentido obligan a requerir soluciones exclusivas y diferenciadas en sitios webs y redes sociales, gestionadas en todo momento, por manos expertas.

Y, evidentemente, teniendo en cuenta que es un sector legislado en el ámbito publicitario. Recordemos que no hablamos de publicidad directa.

Creación de una marca personal.

Los titulares de una farmacia deben confiar en el poder de Internet y aprovechar, así, todas sus ventajas. Es posible ir ganando presencia online entre la gran competencia, creando una farmacia con su propia marca personal. Esta aportará personalidad, valores diferenciales  y características propias respecto a las otras. Ya no solo utilizando un nombre, sino también vinculándola a servicios personalizados, la mayoría de ellos derivados de las tendencias actuales del marketing.

Estas son las tendencias de marketing digital actuales.

La atención personalizada con el cliente es un uno de los beneficios más destacables que ofrece la red. Los farmacéuticos pueden responder de forma rápida y solvente a las dudas o preguntas de los usuarios. No únicamente los que visitan una farmacia de venta online tienen estas necesidades acerca de algún medicamento o producto que ven en la web. Es un servicio abierto incluso para farmacias más modestas que quieren implementar la atención a sus pacientes. Así, la atención telefónica, el uso de un chat móvil y un feed-back online, resultan de gran ayuda. La fidelización y la atención al cliente (pre y post venta) son de gran relevancia en el entorno digital.

Entre las tendencias de marketing digital actual, está precisamente el engagement más completo, relacionado con ese compromiso, seguimiento e interacción con los usuarios. Es la experiencia del usuario llevada a todos los niveles lo que impera. Y más en un sector que destaca por su modelo de atención farmacéutica.

Elementos clave.

Por supuesto, desde ya es imprescindible disponer de tres elementos claves. Un sitio web responsive. Una buena plataforma de tienda online (si es el caso). Y un blog de contenidos sobre temas médicos o farmacéuticos. Todo esto acompañado de campañas de promoción de salud para atraer y fidelizar.. En este contexto, ha tomado especial relevancia el uso de redes sociales (Twitter, Facebook, Instagram, etc.) para difundir y llegar todavía a mucha más gente. Otras herramientas destacables son el e-mail marketing, la promoción a medida e incluso los influencers.

Soy consciente que a priori, parece demasiado. Pero hay multitud de soluciones para multitud de presupuestos.

Por otro lado, y para concluir, quiero hacer hincapié en que es fundamental no dejar de lado a la oficina de farmacia como tal. Las campañas offline y la mejora de la tienda física no se deben jamás quedar atrás. En este contexto la modernización y reforma de la farmacia es otro punto a tomar en consideración.

Nuestro sector está en plena renovación. Y esta es necesaria para su propia evolución. Haz de tu farmacia una marca personal, que esta te diferencie y te dé personalidad propia.