_Tanto si le interesa el marketing farmacéutico como si es cualquier otro tipo de marketing digital, es muy importante estar al día y saber qué elementos hay.


 

Así que empezaremos con los diez primeros términos que debe conocer.

 

Marketing de contenidos, inbound marketingmarketing de proximidad y neuromarketing

Los cuatro primeros términos, por supuesto, son cuatro tipos de marketing. En el primer caso, el marketing de contenidos es aquel que se encarga, como su nombre indica, de crear contenidos que atraigan a clientes potenciales. Este contenido está especialmente creado para dos objetivos: el primero es ofrecer información de calidad y relevante relacionada con su sector. Por ejemplo, en el caso del marketing farmacéutico, un blog con novedades del mundo de la farmacia sería ideal. El segundo objetivo es convertir a esos lectores en compradores y clientes asiduos de su tienda online u offline.

Por otro lado, el inbound marketing está diseñado para guiar a los clientes en su proceso de compra y así evitar que se «escapen» antes de adquirir su producto. Todo eso, de manera amigable, sin agobiar al cliente para que se sienta cómodo en la transacción. Es todo lo contrario al spam, puesto que se atrae al usuario con contenido que sí le interesa, ya que él mismo ha llegado hasta allí.

El marketing de proximidad consiste en acercarse a los clientes que ya están cerca de ti. Es decir, dependiendo de la ubicación de su farmacia, con este tipo de marketing atraerá a clientes de la misma ciudad.

Por último, el neuromarketing usa los estudios sobre el funcionamiento de nuestro cerebro para llamar nuestra atención con los productos o servicios. Se aplican las técnicas de la neurociencia al marketing para atraer de varias formas a los posibles usuarios. Por ejemplo, usando colores llamativos que capten nuestra atención.

SEO y SEM

Estos dos términos son prácticamente indispensables en el mundo del marketing farmacéutico. Por una parte, el SEO (Search Engine Optimization) se encarga de que tu farmacia aparezca en los primeros resultados de los buscadores como Google o Bing. Así tendrás más posibilidades de que los posibles clientes descubran tu tienda.

Por otra parte, el SEM (Search Engine marketing) se encarga de las estrategias para conseguir una mejor visibilidad de su marca en Internet. Estas estrategias suelen conllevar la publicidad de pago en Google Adwords, redes sociales, etc.

Analítica digital

Con la analítica digital, se estudia a los usuarios de Internet. Es decir, se observan sus hábitos, sus gustos, etc. para así saber cómo atraerlos a tu página web. Gracias a herramientas como las cookies, a los datos que te dan los propios clientes al registrarse en su web, y más información, podrá crear estrategias para atraer a los clientes que más le interesen.

Reputación digital

Internet ha dado la posibilidad de que las farmacias y otros negocios reciban feedback sobre su servicio. Esto es la reputación digital. Lo que se diga de su marca en Internet es realmente importante, porque es lo primero que los posibles compradores van a buscar. Por lo tanto, es indispensable cuidar la imagen online.

Social media

Son sitios en Internet en los que se facilita el intercambio de información entre las personas. Esta información puede ser textual, de audio, vídeo o imagen. Están diseñadas para que los usuarios compartan información de manera inmediata, para que sea accesible de manera global y que el contenido se pueda editar una vez subido a la web. Redes sociales, como Facebook, Twitter o LinkedIn son un claro ejemplo de social media.

Big data en el marketing farmacéutico

Big data es el término que usamos para toda la información que se ha recopilado con las diferentes técnicas de marketing. Esta información es imprescindible para crear nuevas estrategias para atraer a los clientes.