El movietelling es una de las técnicas de marketing destinadas a aumentar la conversión, pero sin caer en el error de vender un producto o servicio específico.

 

_Esta nueva tendencia ha logrado que las marcas redefinan sus estrategias de marketing para conectar con sus clientes a través de su mismo lenguaje audiovisual.


 

Te explicamos todas sus características a continuación.

¿Qué es el movietelling?

La traducción del término es «contar una película», es decir, no se trata de una campaña publicitaria en la que te limitas a conjugar continuamente el verbo comprar, sino, más bien, de todo lo contrario. La idea es vender tu marca, tu esencia, tus artículos y tus productos como si estuvieras grabando una película.

Puedes crear una situación determinada, filmarla con tu teléfono móvil e ir contándola en las stories de tu perfil de Instagram o bien crear distintos vídeos para Youtube si lo prefieres. Cada vídeo debería durar un máximo de unos dos minutos y dejar a la persona que lo ve con ganas de más.

 

¿Por qué es tan eficaz como técnica de marketing?

Porque genera interés, fidelización y un mayor tiempo de consulta de tu propuesta en Internet. El tráfico puntual es siempre positivo, pero ¿no consideras que sería más recomendable crear algo que instara a tu clientela potencial a visitar tu página web en las fechas en las que cuelgues la siguiente escena?

Es posible que pienses que quizá lo único interesante para los que visiten tu web sea la propia película, pero no es así. Los detalles que incluyas en las escenas, la publicidad implícita no puede faltar, y, sobre todo, la imagen de marca que vas a ofrecer son dos factores a tener muy en cuenta de cara a convertir tu campaña en algo artístico que, bien tratado, podría convertirse en viral con el correspondiente beneficio que esto conlleva.

Recordar una campaña visual es mucho más fácil. Además, las estadísticas no fallan al indicar que el 58 % del tráfico de vídeos proviene de dispositivos móviles, por lo que estarás metiendo tu campaña en el bolsillo de miles de posibles clientes con enorme facilidad.

 

¿Cómo puedes escoger el mejor guión para tu película publicitaria?

Usando los datos obtenidos de la segmentación correspondiente. Recuerda que cada escena, cada capítulo o cada situación ha de estar escrita en el mismo lenguaje que usa tu cliente potencial.

Amóldate a la perfección a sus necesidades, crea una historia en la que las características de lo que quieras vender sea el verdadero eje narrativo, usa tu imaginación para llegar a tus clientes por una vía alternativa que te llevará al éxito.

Aprovecha al máximo las posibilidades de este tipo de publicidad.

 

 


_Con una buena cámara de fotografías o un móvil que graba imágenes en HD y un editor de vídeo es suficiente para convertir el movietelling en un recurso magnífico para lograr aumentar los beneficios de tu negocio.